Petitions for Readmission and Behavior Agreements

Peticiones de readmisión y acuerdos de comportamiento stephanieP April 28, 2020 - 02:16pm

Nota: Esta información es de nuestro manual, Discipline in Public Schools (Disciplina Estudiantil en español).

¿Qué es una Petición de Readmisión?

Los estudiantes que han sido suspendidos o expulsados ​​pueden solicitar ser readmitidos en cualquier momento.

Se requiere que cada distrito escolar tenga una política y un procedimiento sobre cómo los estudiantes pueden solicitar la readmisión. Generalmente hay alguna información en la política de disciplina del distrito. Debería poder obtener más detalles llamando a la oficina de la escuela o del distrito. Puede pedir orientación sobre:

  • ¿Dónde se debe enviar la petición de readmisión?
  • ¿Qué se debe incluir en la petición?
  • ¿Quién decide si se aprueba o rechaza la petición?
  • ¿Habrá oportunidad de hablar con los que toman la decisión?
  • ¿Puede mi hijo traer personas para ayudar a presentar el caso de readmisión?
  • ¿Hay alguna expectativa que mi hijo debe tratar de cumplir para que se apruebe la petición?

Depende del distrito escolar decidir si se otorga una solicitud de readmisión. Con el fin de aumentar las posibilidades de que se otorgue la petición, piense en cómo abordar las preocupaciones que la escuela o el distrito podrían tener en función de lo que llevó a la suspensión o expulsión.

Piense por qué la escuela decidió suspender o expulsar a su hijo en primer lugar. Las escuelas esperan que los estudiantes entiendan que lo que hicieron estuvo mal (cuando rompen una regla) y por qué la regla es importante. Algunas escuelas creen que no suspender o expulsar a un estudiante que haya roto una regla enviaría un mensaje a los estudiantes de que el mal comportamiento está bien.

Piense en cómo reconocer cualquier daño causado, ofrezca una disculpa y un plan para tratar de reparar el daño cuando sea posible. Tenga en cuenta:

  • Si su hijo también puede enfrentar cargos criminales, asegúrese de hablar con un abogado antes de pedirle que admita o escriba una disculpa por el incidente. Las consecuencias criminales pueden ser muy severas y duraderas. Sin el consejo de un abogado, es difícil saber cómo se puede usar una declaración contra su hijo en un posible caso penal.
     
  • En casos de intimidación o acoso, generalmente no se recomienda pedirles a los estudiantes que se reúnan para hablar sobre el tema. Si su hijo ha sido acusado de intimidación o acoso a otro estudiante y quiere disculparse, hable con el director de la escuela o con un consejero escolar acerca de hacer que su hijo escriba una carta que el otro estudiante pueda leer si así lo desea. Otra opción podría ser que su hijo escriba una carta al maestro o al director en lugar de al otro estudiante directamente.

Piense en cómo mostrar los esfuerzos que su hijo ha hecho desde el incidente para aprender de él, abordar cualquier problema e intentar avanzar. Eso podría incluir:

  • Entrar en consejería
  • Completar el manejo de la ira (anger management)
  • Participar en el tratamiento de drogas / alcohol
  • Asistir a otro programa escolar
  • Trabajando
  • Participar en actividades con compañeros como deportes, clases de arte, campamentos, etc.
  • Participar en grupos organizados como la iglesia, los exploradores, los deportes de equipo.
  • Voluntariado y servicio comunitario.

Es posible que desee solicitar a otros adultos, mentores y supervisores que escriban cartas de apoyo o traigan personas para que apoyen a la reunión donde se revisa la petición de readmisión.

Ayude a su hijo a delinear sus metas, fortalezas e intereses a largo plazo. Incluya esta información en la petición de readmisión.

Piense creativamente sobre las formas en que su hijo podría regresar a la escuela. Por ejemplo, si el distrito parece reacio a aceptar la petición, intente proponer que su hijo regrese a la escuela por un período de prueba, asista la mitad del día, cumpla con un plan de comportamiento u obtenga apoyo adicional. El distrito puede estar más dispuesto a dejar que su hijo regrese gradualmente o con apoyo. Si acepta un plan con días más cortos, asegúrese de que no se extienda más allá de la fecha de finalización de la suspensión o expulsión original.

¿Puede la escuela requerir que mi hijo firme un acuerdo de comportamiento?

Los distritos escolares pueden pedirles a los estudiantes y sus familias que firmen acuerdos de conducta si un estudiante se mete en problemas. Los acuerdos relacionados con una suspensión o expulsión pueden permitir que un estudiante regrese temprano a la escuela si acepta participar en el tratamiento de drogas o alcohol, buscar consejería o pasar por un proceso de evaluación.

Una escuela también podría considerar un acuerdo de comportamiento que retrasaría el inicio de la suspensión o expulsión, siempre que el estudiante cumpla con ciertas condiciones.

Un distrito que usa acuerdos de comportamiento como parte de su política de disciplina debe adoptar políticas y procedimientos escritos que autoricen los acuerdos.

Los acuerdos de comportamiento no pueden durar más que el número de días en una suspensión o expulsión a largo plazo. Además, no renuncian a la oportunidad de un estudiante de tener una reunión de reingreso o de recibir los servicios educativos que se requieren para cualquier estudiante que sea suspendido o expulsado.